Blog

¿Por dónde empezar a organizar tu boda?

 

A través de este blog de bodas os daremos consejos e ideas. Hablaremos de tendencias, vestidos de novia y decoración. También hablaremos de nuestras propias experiencias y bodas reales.

 

 

¿Qué puedo decir que no se haya dicho ya? Eventazo en mayúsculas. El Pueblo de Asturias es un museo muy especial en Gijón. El entorno era precioso aunque hay que destacar una decoración maravillosa. Las creaciones florales de Pando Floristas pusieron la nota de color en cada rincón.     Para...

Y es que ellos son nuestra mitad y las miradas también se clavan en ellos. El color de su corbata, sus zapatos.. Empecemos por el principio y es que aunque parece un temá muy básico, hay distintos tipos de trajes de novio: el traje, el chaqué, el frac, el smoking o el uniforme. Siendo éste último lucido por los novios que tengan carrera o cargo militar. Este uniforme permite lucir condecoraciones.

En este mundillo 2.0 estamos influenciados por un montón de fuentes diferentes. Así que si te vas a casar hay un montón de webs, blogs y cuentas de instagram que debes tener en cuenta. Para mi, un gran referente en este mundo de las bodas es Bodas de Cuento. Hacen unas bodas increíbles y se nota que sabe lo que hacen y que le ponen todo el amor del mundo. Tienen un libro genial que te dará las muchas pistas. También tienen instagram y también te los encontrarás por Pinterest. Yo espero hacer pronto con ellos alguno de sus cursos ya que se que aprenderé muchísimo y además me lo pasaré genial.

Para nosotros el Save the Date americano todavía no está muy extendido. Y es que vamos a nuestro ritmo, ya se sabe, y somos más de avisar vía telefónica o, si se puede, en persona. Se trata de una especie de invitación previa a la invitación oficial. En ella sólo se detalla el nombre de los novios, la fecha y el lugar. Sirve para que los invitados estén avisados con antelación (algo menos de un año antes) ya que la invitación real llegará sobre dos o, como mucho, tres meses antes de la boda.

Cuantas veces nos habremos imaginado este día. Culpa de Disney será, no digo que no. Pero a la mayoría es una idea que nos hace felices. De pequeña te lo imaginabas como el baile final de La Bella y la Bestia. Ahora te imaginas una historia de amor moderno digna de la mismísima Elisabet Benavent (que si no habéis leído ninguna de sus novelas, queda recomendadísima). Y al final te imaginas que acabarás tipo Bridget Jones.