fbpx
 

Blog

¿Por dónde empezar a organizar tu boda?

 

A través de este blog de bodas os daremos consejos e ideas. Hablaremos de tendencias, vestidos de novia y decoración. También hablaremos de nuestras propias experiencias y bodas reales.

 

 

Hoy toca reflexionar. Ya sabéis que me gusta mucho.

El concepto de las bodas ha cambiado. Sí, eso lo sabemos todos. Las bodas abc, es decir, firmar, comer, bailar han evolucionado hacia un concepto de fiesta mucho más desarrollado gracias a todos los profesionales que desempeñan sus maravillosos papeles. ¿A vosotras qué os parecen los cambios en las bodas?

Esto tiene lado bueno - ¡menudo fiestón!- y lado malo, como puede ser el peligroso "yo te lo hago todo (por menos)" ya que como ya he dicho aquí, es esencial dejar a cada proveedor hacer su trabajo. Aprendiz de todo, profesor de nada, que se suele decir. ¿Eso quiere decir que te tienes que gastar un pastizal? Negativo, sólo hay que saber organizar las partidas de dinero. ¿O que no puedas tener una boda tradicional? Para nada. En mi opinión boda tradicional no es antónimo de boda original. Una boda debe tener simple y llanamente aquello con lo que siempre habéis soñado.

La moda cambia: las novias, los ramos, las fincas, la decoración y hasta la comida ha sufrido cambios. Unos pueden ser buenos y otros no tan buenos.

¿Ya sabes qué tipo de flores quieres? ¿Sabes cuales están de moda? ¿Y qué colores son tendencia? ¿Cuántos tipos diferentes de ramo hay? ¿Todos encajan con tu vestido? ¿Y con tu estilo? Si al llegar a este punto te sientes perdida, es el momento de consultar con tu florista.

El ramo de novia es un complemento que tiene que encajar a la perfección con nuestro estilismo y hay miles de combinaciones. Puede dar el toque de color y tiene que ir a juego con el color de nuestros zapatos y labios (color, color, color!!!!). Si vas muy sencilla el ramo puede ser lo que te dé un toque diferente. Si en cambio vas algo más recargada un ramo sencillito puede ser lo mejor para ti. Por ello, no deberíamos elegirlo sin tener vestido ya que éste es el protagonista y el ramo el complemento.

Ay cómo cuesta volver a la rutina, ¿verdad? Aunque reconozco que soy de esas que, a veces, la echa de menos... tengo que decir que esto del cambio horario me ha matado esta semana.

Hoy os traigo noticias frescas. Por un lado, os comento que tenemos nueva red social y parece que está aquí para quedarse. Al principio Ello parece complicado pero hay que hacerse a ella. Podéis seguirnos aquí.

Por otra parte, me gustaría compartir mi primer post en Zankyou Weddings. No os lo podéis perder ya que es un tema muy interesante y útil: ¿dónde podemos recortar el presupuesto de las bodas y dónde no deberíamos?

 [caption id="attachment_1653" align="alignnone" width="800"]boda-industrial-enfok2-042 Fotografía: Enfok2 / Organización y decoración: Con un poco de azúcar eventos / Floristería Bohemia[/caption]

Qué te voy a decir yo, pensaréis.. Pero la verdad es que hoy en día me parece una figura importante en la organización de una boda. Vivimos todos corriendo, centrados en nuestro trabajo y nuestras vidas y el momento que tenemos libre lo que queremos es eso, tenerlo libre y descansar.

Hay varias razones por las que debéis plantearos el contratar un(a) wedding planner que se convierta en vuestra amiga, sepa lo que queréis y os ayude a conseguirlo ahorrandoos tiempo y muchos dolores de cabeza.

  • Gran conocimiento del sector: ella sabe quienes son los proveedores que mejor van a trabajar en tu boda por tu estilo, presupuesto, etc. Además han trabajado con ellos más veces por lo que forman un equipo bien engranado logrando así un mayor compromiso entre todos.
  • Tenemos bajo control detalles que ni siquiera se os habían pasado por la cabeza, pero no os preocupéis, ¡ya estamos aquí! Obviamente, como en cualquier profesión existen los contratiempos pero sabremos como hacerles frente.
  • El tema de las comisiones es un punto delicado y que conviene aclarar. Tu wedding planner tiene unos honorarios que vosotros como novios le vais a pagar. Ella trabaja libremente con todos los proveedores dependiendo de las necesidades de cada pareja. También me gustaria dejar claro que sí existen wedding planners que trabajan de este modo, en ese caso ella debería explicaros su situación y modo de trabajo.
 

"Queridos Wendy y Jose: me llamo Aldara y quiero ser wedding planner." Así empezaba mi carta de presentación para la School de Bodas de Cuento. Desde que empecé a plantearme esta aventura hace un año, supe que en algún momento estaría allí. Desde entonces he aprendido mucho, he conocido gente, he madurado las distintas opciones y creo que tengo claro cual quiero que sea mi futuro. Este fin de semana ha sido decisivo en mi crecimiento como wedding planner - y como emprendedora!